ENVÍOS Y CAMBIOS DE TALLA GRATIS (Pedidos superiores a 80€)

Subscribe to

La Comète

for ALL news

We care about our customers - you have always been an integral part of who we are. Join today.

    ¿Cómo cuidar tus Ray Musgo?

    ¿Cómo cuidar tus Ray Musgo?

    ​Tus zapatos ecológicos Ray Musgo nos ayudan a cuidar nuestro planeta, al mismo tiempo que cuidan tus pies, pero… ¿Quién cuida de ellos?

    No te preocupes, necesitan poca atención por tu parte.

    Vamos a darte unos sencillos consejos que te permitirán alargar al máximo su vida y mantenerlos casi como nuevos durante mucho tiempo:

    ¡De estreno!

    Aunque nuestras hormas son amplias, es posible que los zapatos en casos puntuales pudieran oprimir ligeramente. No te preocupes, nuestras pieles naturales mantienen una gran elasticidad, por lo que en uno o dos días de uso se adaptarán por completo a tu pie.

    ¿Y si llueve?

    Para la lluvia lo mejor son… unas botas de agua 😊 Pero como no siempre avisa, si te pilla un chaparrón y tus Ray Musgo se han mojado, no te preocupes.

    En primer lugar, resiste la tentación y no trates de secarlos rápidamente (¡olvida el secador o el radiador!). En su lugar, sécalos con un paño suave o, si son sólo unas gotas, frota suavemente con el dedo y verás cómo las marcas desaparecen. Después, introduce en ellos una horma (o papel secante) y déjalos secar totalmente unas 12-24h en una habitación cálida y seca.

    Y si eres de las que siempre están atentas a la previsión del tiempo y te puedes adelantar al chaparrón, también hay una opción que minimizará el efecto de la lluvia sobre los zapatos: Un spray hidrofugante. No los volverá “impermeables”, pero retrasará la absorción del agua de lluvia y, además, los protegerá de la suciedad.

    Cuidados básicos

    Como sabes, la piel de tus Ray Musgo ha sido curtida y tintada sin cromo ni metales pesados, mediante una serie de laboriosos pero limpios procesos.

    Eso permite que el zapato transpire y que no tengas que preocuparte por posibles alergias, dermatitis y otras muchas afecciones. Lo único que te piden a cambio es que les ayudes a mantener su hidratación natural.

    Para ello, te recomendamos aplicarles con un paño cera de abeja o grasa de caballo, lo más naturales y libres de químicos que sea posible. Así te asegurarás de mantener las propiedades de las pieles.

    Aplica poca cantidad, y utiliza cremas incoloras. Es posible que tras su aplicación las pieles se oscurezcan levemente, pero no te preocupes ya que al tiempo recuperarán su tono original. Espera unas 12h antes de usar tus Ray Musgo tras hidratarlos.

    Bastará con una aplicación al comienzo y otra al finalizar la temporada, o bien cuando aprecies rozaduras o marcas en los zapatos. Recuerda que manteniendo hidratados tus Ray Musgo también prevendrás y dificultarás posibles manchas.

    Para retirar la suciedad habitual (polvo), bastará con utilizar un cepillo de cerdas suaves. Si se trata de manchas localizadas (como en cualquier producto de piel) la facilidad para eliminarlas dependerá de la naturaleza de la mancha. En cualquier caso, si lo precisaras, evita el agua y utiliza productos específicos para la limpieza del cuero.

    ¡Hasta el año que viene!

    Cuando finalice la temporada, después de hidratar su piel, necesitas guardar adecuadamente tus Ray Musgo para que luzcan estupendos al año siguiente.

    Introdúceles una horma o papel, para mantener su forma (sobre todo en la puntera y empeine), y guárdalos en su caja. Si en la caja colocas una bolsita con lavanda, mejor que mejor.

    Si no es así y vas a guardarlos fuera de su caja, asegúrate de que no están expuestos directamente al sol. Eso podría dañar o modificar el color de la piel.

    ​Cuidar el planeta está en tus pies
    Cuidar tus Ray Musgo está en tus manos
    X