ENVÍOS Y CAMBIOS DE TALLA GRATIS (Pedidos superiores a 80€)

Subscribe to

La Comète

for ALL news

We care about our customers - you have always been an integral part of who we are. Join today.

    Cómo limpiar los zapatos de piel

    zapatos de piel sucios

    Cómo limpiar los zapatos de piel

    Hay quien sostiene que la forma en que cuidamos nuestros zapatos habla mucho de nuestro cuidado personal. Y es que es importante mantenerlos limpios, cuidarlos y protegerlos, algo muy sencillo de hacer. ¿Quieres saber cómo limpiar los zapatos de piel?

    En primer lugar te recomendamos algo que parece muy evidente pero que es fundamental: evitar que se ensucien. Sí, esto es posible aplicando un spray eco hidrofugante. 


    La piel es un material natural, poroso, por lo que parte de la suciedad penetra en el poro de la piel. Utilizando este spray se crea una película fina que protege la piel y evita que la suciedad penetre tanto, haciendo más sencilla su eliminación.

    Además, este spray es un imprescindible en días húmedos y lluviosos, ya que protegerá la piel de la humedad, evitando que las gotas de lluvia creen cercos en el calzado.

    A pesar de ello, es inevitable que en algunas ocasiones se ensucien. No te preocupes, a continuación te damos unos sencillos “tips” o trucos para saber cómo limpiar los zapatos de piel.

    En primer lugar tenemos que conocer con qué tipo de piel se han elaborado tus zapatos:


    Si tus zapatos de piel son de napa o flor

    1. Antes de nada deberías retirar los elementos del zapato que pudieran dañarse, como los cordones. En general, la gran mayoría se pueden lavar sin problema con agua y jabón neutro.
    2. Para eliminar la suciedad superficial te recomendamos cepillar los zapatos de piel con un cepillo de cerdas suaves, teniendo especial cuidado en bordes y costuras.
    3. Coge un paño nuevo o muy limpio y humedecerlo ligeramente. Los de microfibra funcionan bien porque no sueltan ‘bolitas’ ni pelo. Limpia con este paño los zapatos en su totalidad, de esta manera eliminarás la suciedad más superficial. 
    4. Posteriormente deja secar al aire el zapato, alejado de fuentes de calor (ej/ radiadores). Aplica un limpiador específico suave, como el bálsamo nutriente para piel que además hidrata el cuero.
    5. Si el zapato ha quedado bien, te recomendamos darle un acabado específico. Bien puede ser un hidrofugado, de manera que también impermeabilice la piel, o grasa de caballo para nutrirla e hidratarla.

    Para aplicar las cremas o grasas, puedes usar un cepillo aplicador realizando suaves movimientos circulares:


    Si alguna de las manchas no ha desaparecido, te indicamos algunos trucos que puedes llevar a cabo:

    • Limpiar con una mezcla de agua (⅔ partes) con vinagre de limpieza incoloro (⅓ partes. ¡No usar vinagre normal ya que el color burdeos puede teñir el zapato!. (Antes de nada haz una pequeña prueba en una zona poco visible del zapato)
    • Si la mancha es un cerco originado por agua (de lluvia), tendrás que usar un limpiador específico para aureolas
    • Si se trata de un calzado con suela blanca y lo que no has conseguido limpiar es la suela, con este limpiador mágico especial suelas seguro que queda como el primer día.


    Si tus zapatos son de serraje, ante o nobuck

     

    1. Cepillar con un cepillo de púas algo duras permitirá hacer una limpieza profunda además de reavivar el pelo. De esta manera se eliminará el barro, polvo y la suciedad más gruesa
    2. Para esos roces que no hayan salido con el cepillo, una goma de borrar nueva o goma de crepé es ideal. Sirve principalmente para manchas en relieve o restos de pegamentos
    3. Si aún así no están limpios, es recomendable usar un Limpiador especial ante y nobuck , que además reavivará la piel

    Si todavía tienes dudas acerca de cómo limpiar los zapatos de piel, en nuestra zapatería de Zaragoza esteremos encantados de ayudarte

     

    Si quieres saber más trucos y consejos sobre el calzado, los pies y la moda sostenible, puedes seguirnos en Instagram

    X